Estamos en un tiempo diferente.

Llevamos más de un año  en una situación inédita, para la cual hemos tenido que adaptarnos, nuestras rutinas se han transformado y empezamos a vivir de otra manera. 

Han pasado muchas cosas a nivel global que nos están afectando, sin embargo, los que estamos hoy vivos y sanos, debemos ante todo dar gracias por estar aquí y aprovechar esta nueva oportunidad como un desafío para superar cualquier obstáculo que se nos presente.

Para ello, necesitamos los recursos TED Tiempo, Energía y Dinero y hoy quiero que hablemos del Tiempo, ese recurso sin el cual no podemos hacer absolutamente nada.

 Todo nos cuesta tiempo.

Es un recurso muy importante, es inexorable, no podemos ni ahorrarlo, ni guardarlo, ni pedirlo prestado. Por lo que se hace indispensable pensar en cómo lo utilizamos día a día. Todos tenemos 24 horas…y decimos frecuentemente no tenemos tiempo.

El primer ejercicio para hoy es que cuando digas “no tengo tiempo” cambies al palabra Tiempo por Vida y tomes conciencia de cómo te hace sentir, que emociones despierta cuando dices no tengo vida.

No será que estamos usando esa “vida” en cosas poco importantes, que no nos aportan valor, ni satisfacciones.

Es fundamental saber la diferencia entre importante y urgente

Algo importante es aquella tarea que si no la hacemos tiene consecuencias graves en nuestra vida, por ejemplo: planificar y tener objetivos claros.

Una tarea urgente es aquella en la que el periodo de caducidad es más corto.

Por ejemplo, importante sería formarme en diseñar mi futuro y urgente será conseguir una fuente de ingreso para pagar los gastos mensuales.

No es lo mismo importante que urgente, en este momento debemos tenerlo claro.

Hay cosas importantes que pasan a ser urgentes porque las dejamos para otro día y las vamos posponiendo hasta que se convierten en urgentes y ese es el peor momento para resolverlo porque “a mayor estrés, menos creatividad y peores son las decisiones que tomamos.

Hay que poner atención en que nos “roba el tiempo” dentro de nosotros mismos y como mantener a raya esos ladrones. 

Para ello, te propongo que identifiques 3 cosas que te distraen y tomes conciencia de cómo puedes cambiarlas para elevar tu nivel de concentración. Por ejemplo, si tienes activadas las notificaciones del móvil y cada vez que suenan te distraes o si ves con mucha frecuencia tus redes sociales.

Otra cosa muy útil es establecer mecanismos para hacer lo importante y no procrastinar, para ello te sugiero que pongas tu atención en detectar que te da miedo o te hace sentir incomodo de esa tarea o decisión que tienes que tomar hace tiempo y que no llegas a concretar. Examina cómo te sientes y ponte en marcha a primera hora del día. Una vez que la hayas conseguido, experimentaras una sensación de “misión cumplida” muy agradable y empoderadora.

Me encantara saber cómo has aplicado estas sugerencias en tu día a día y que resultados vas obteniendo, a través de las redes sociales o escribiéndome a [email protected]

 

¿Conoces los recursos TED? Tiempo, Energía y Dinero

Empieza un mes de noviembre diferente, ¿te vendría bien más ayuda?, trabaja desde la planificación inteligente. Diamantina Centeno Teacher Time 

#TinaTimeTeacher #MUJERESEXTRAORDINARIAS +